Beneficios del aprendizaje de música en niños

Hace unos meses, tanto desde Agora Kids como desde Guia Infantil, nos solicitaron que colaborásemos escribiendo sobre los beneficios del aprendizaje de la música en los niños/as y esto es lo que les hemos contado:

Desde siempre, tanto a Pichu como a mi (Inés) se nos han dado muy bien los más peques y ahora aprovechamos esa conexión de alma a almita en nuestros conciertos para no sólo entretener y divertir, sino también, enseñar nociones de música a través de las dinámicas que acompañan cada una de nuestras canciones.

epiepia_percusion_corporal

¿Por qué? Porque la música en sí misma y el aprendizaje de música tiene múltiples beneficios que se manifiestan en una multitud de áreas durante el desarrollo de los más peques, tanto a nivel sensorial y motriz como a nivel intelectual, sicológico y sociológico.

epiepia_coros

Por ejemplo, para cantar una canción o tocar un instrumento, el niño/a previamente ha realizado un ejercicio de escucha activa, lo que desarrolla su capacidad de atención, memoria y concentración.

El cantarla estimula la etapa de alfabetización a través de las rimas y las repeticiones y si la acompañamos de un baile, estimulamos su desarrollo psicomotriz con los diferentes movimientos corporales. Esto también ocurre cuando se aprende a tocar un instrumento, ya que deben aprender a utilizar las manos (por ej. guitarra, violín, piano), la boca y el mecanismo respiratorio (por ej. flauta) o la coordinación de brazos, manos, piernas y pies (batería).

Por otra parte, al compartir una canción desarrollan confianza y seguridad emocional porque se sienten comprendidos, y a su vez, desarrollan habilidades sociales a través de la colaboración y de respeto mutuo cuando escuchan a los demás.

epiepia_percusionAlgo muy interesante es que facilita el aprendizaje de las matemáticas y de los idiomas. En el primer caso ocurre porque el pensamiento lógico es imprescindible para comprender el sentido del ritmo. En el segundo, no sólo por lo que comentaba del desarrollo de la memoria sino porque se educa el oído a la hora de distinguir variaciones en los sonidos. Y esto se potencia aún más cuando aprenden a tocar un instrumento leyendo una partitura ya que eso es como leer otro alfabeto.

En el caso del aprendizaje de un instrumento, además se desarrolla la creatividad a través de la experimentación, la perseverancia a través del esfuerzo y el trabajo constante, la autoestima a través de los pequeños avances y la motivación y el perfeccionismo cuando empiezan a tener control del instrumento.

Pero sobre todo, y algo que he experimentado a nivel personal toda mi vida, tanto la música como su aprendizaje les permite canalizar sus emociones, exteriorizar sus sentimientos, sentirse más felices y completos y les permite comunicarse con otros de una manera sencilla, armoniosa y pura.

¿qué más se puede pedir?

Deja un comentario